Diferentes procesos de nulidad

En las causas de nulidad matrimonial eclesiástica, existen diferentes procesos de nulidad.

Veamos su clasificación y principales características:

PROCESOS POR VÍA JUDICIAL:

  • PROCESO ORDINARIO: se trata de conocer la validez o no, del matrimonio canónico. Es un proceso, típicamente judicial. Sus características principales son: un tribunal formado por tres jueces, con tres fases (introductoria, instructora y decisoria), se inicia con la demanda de una de las partes y se deberán aportar pruebas para apoyar la demanda o en su caso, contradecirla.

  • PROCESO MÁS BREVE ANTE EL OBISPO: proceso novedoso, introducido en la última reforma del Papa Francisco. Es un proceso judicial, que busca lo mismo que el proceso ordinario, pero abreviado. Características: el juez es el obispo de la diócesis, para causas de nulidad más evidentes, tiene las mismas fases que el proceso ordinario, se inicia con una petición dirigida al Obispo diocesano y la demanda será propuesta por los dos cónyuges o uno, con el consentimiento del otro.

  • PROCESO DOCUMENTAL: proceso breve que se apoya en un documento que no puede oponerse ninguna objeción. El documento deberá probar un impedimento dirimente o defecto de forma legítimo. Características: juez único, el documento es la prueba que debe tener certeza absoluta, se inicia con un escrito de demanda. Este proceso no es para nulidades apoyadas en vicios de consentimiento.

PROCESOS POR VÍA ADMINISTRATIVA:

  • MATRIMONIO RATO Y NO CONSUMADO: cuando se da el caso de la no consumación matrimonial. Es una gracia del Romano Pontífice, que concede la dispensa. Características: tres fases (introductoria, instructora y decisoria), la Rota Romana lo examina y lo manda al Papa que concede o no la gracia de la dispensa.

  • DECLARACIÓN DE FALLECIMIENTO o MUERTE PRESUNTA: se presupone la defunción de un cónyuge. Se deben cumplir los requisitos y el plazo necesario, para declarar su fallecimiento y por tanto la disolución del vínculo matrimonial.

  • DISOLUCIÓN DEL VÍNCULO A FAVOR DE LA FE: es cuando se cumplen los requisitos para acogerse, a los llamados, Privilegio Paulino y Privilegio Petrino. Privilegio Paulino: es para los supuestos de matrimonios contraídos entre dos personas no bautizadas o entre bautizado y no bautizado, que es válido, pero no sacramental. Privilegio Petrino: es para los casos de un bautizado polígamo (casado anteriormente) y para dos no bautizados.

PROCESOS POR VÍA JUDICIAL o ADMINISTRATIVA:

  • PROCESO DE SEPARACIÓN CONYUGAL: es para el caso, de que la convivencia entre los esposos, no se puede cumplir. Pero, el vínculo matrimonial permanece intacto. Características: se puede elegir la forma del procedimiento, es decir, puede ser por vía judicial o por vía administrativa.

Artículos relacionados

Sitemap

Páginas Aviso legal Blog Consulta Contacto Curriculum Vitae Documentos Inicio Nulidad Matrimonial Eclesiastica Advertencias previas Causas de...

Publicado

Blog

La importancia de la unión emocional en el matrimonio La relación de pareja, se mantiene sana, cuando ambas partes, mantienen un equilibrio, a...

Publicado

Aviso legal

Titular de la Web El dominio de internet www.canonista.deltanetsi.es de Daniel Vicente López Villafranca, cuyo NIF: 06236344D, domiciliado en...

Publicado